Hoteles con fantasma incluido

Hoteles agosto 12, 2011

Hay algunos hoteles cuya tarjeta de presentación incluye un fantasma o fenómeno paranormal que le pone un toque emocionante a la estadía.

Si quiere retar al miedo o es un escéptico que quiere demostrar la falsedad de estas “apariciones”, entonces hay sitios donde pasar una noche “emocionante” con fantasma incluido.

Uno de los hoteles más famosos en cuanto a lo sobrenatural es el Hotel Stanley, Colorado, Estados Unidos, el cual fue inspiración de la obra de Stephen King “El Resplandor”. Y si los recuerdos de la película no son suficientes para asustarse al dormir allí, los huéspedes han referido que una figura extraña que aparece arañando el cristal de los ventanales exteriores, grifos de agua que se abren y cierran solos, gritos y voces de niños invisibles, objetos que cruzan volando la habitación…

Como si esto fuera poco, en la habitación N°408 del hotel pasan todo tipos de actividades paranormales y está cerrada al público, sólo tienen acceso los científicos que quieran investigar que sucede ahí adentro.

En el Hotel Black Swan situado en Wiltshire, Inglaterra, los huéspedes intentan comunicarse con espíritus usando péndulos de cristal y para que quede registrada la experiencia, les facilitan cámaras con lente infrarrojo.

Aseguran que es uno de los hoteles más embrujados en el mundo, y sus trabajadores dicen ver a una mujer con vestido largo atravesar los muros de los pasillos.

En el centro de Zacatecas, México está el Hotel Emporio que funciona en un edificio construido en el siglo XVII. Desde hace tiempo afirman escuchar ruidos de caballos y niños jugando sobre las camas. La habitación N° 107 es donde más se perciben las sensaciones, aparte de los escalofríos que recorre todo el cuerpo de la persona que cruza por los pasillos entre las habitaciones.

Así que en todo país podrá encontrar alguna historia fantasmal que le haga estimular la adrenalina mientras se hospeda en un hotel.

Mitos acerca de los viajes

Viajes mayo 31, 2011

Encontré un artículo acerca de los mitos que podemos haber escuchado con respecto a hacer viajes fuera del país.

Yo reviso cuatro mitos que me parecen importantes, a la luz de mi experiencia viajando dentro y fuera de Venezuela.

Mito 1. Si usas tu celular en el avión lo harás explotar: Este no lo conocía. La versión más popular es que interferirás con las comunicaciones del avión y la torre de control y se puede producir un accidente.
Igual existe la versión de que explotará el automóvil si usas el celular cuando estás en la estación de gasolina. En Venezuela, he visto a empleados de las gasolineras usando el celular, sin hacer caso a sus propias señales de prohibición.

Mito 2. Mientras sepas inglés no tendrá problema en comunicarte: creo que esto sólo aplica a los lugares “turísticos”. Si sales de esas áreas, es posible que nadie hable inglés, como me ocurrió en Aruba al ir a un supermercado y que no entendí nada de lo que me dijo el empleado que sólo hablaba papiamento. Otro mito dice que en Francia no tratan muy bien a quienes hablan en inglés, que es mejor hablarles en español.
En la mayoría de los lugares, la gente está dispuesta a ayudarte aunque no sepas hablar su idioma.

Mito 3. Si no hablas el idioma y no conoces la ciudad mejor toma un tour guiado: Para mí ese es un consejo preparado por las agencias de viaje y operadores de tours. Si se investiga con anticipación y se planifica bien el viaje, se puede viajar por cuenta propia.

Mito 4. A los turistas siempre los engañan y roban: Puede que sí o que no, en todos los lugares del mundo hay que ser precavido. De nuevo, si se investiga un poco podemos librarnos de algunas artimañas de vendedores, por ejemplo en New York cualquier prenda de ropa con valor menor a 100 dólares no paga impuesto; los vendedores quieren demostrar ofertas diciendo que no te cobrarán el impuesto en artículos que por ley no debes pagarlo.

Creditos: La foto que ilustra este artículo fue publicada en Flickr por el usuario andreasmarx bajo licencia Creative Commons

Mitos sobre la cueva del Guácharo

Noticias febrero 7, 2011

La Cueva del Guácharo, también conocida como el Monumento Nacional Alejandro de Humboldt, se encuentra en la zona nor-oriental de Venezuela, al norte del estado Monagas en el macizo montañoso de Caripe. Fue decretado como Parque Nacional el 15 de julio de 1949.

De esta misteriosa cueva es mucho lo que se ha dicho, pero al visitarla los guías que te acompañan en el recorrido se encargan de aclarar los mitos que aún rodean al monumento.

Al llegar al parque, hay gente que alquila botas de hule, la tarifa es muy baja para todo el dolor de cabeza que te quita de encima. Pues, el interior de la cueva está repleto de restos de semillas, excrementos de los guácharos y la humedad propia del lugar.

Es importante que quienes entren a la cueva no tengan miedo a la oscuridad, pues deberán recorrer unos mil 500 metros de trayecto prácticamente a oscuras. El recorrido comienza en una boca de 23 metros de alto por 28 metros de ancho que se encuentra ubicada en la pared Sur del cerro.

La cueva no desemboca en Brasil, como dice mucha gente, pero si tiene un límite. Pues, para ir más adentro de la caminería establecida es necesario equipos de oxigeno y un entrenamiento más especializado.

El otro mito es que los guácharos viajan a Brasil para alimentarse. Esta información también es falsa, pues ellos se alimentan de los árboles que están en los alrededores e la cueva. Los guácharos no pueden descender menos de 3 metros porque sino no pueden elevar vuelo nuevamente y están condenados a morir. Por eso, hay sectores en la cueva en las que no hay guácharos (pues para llegar a ellas hay que agacharse).

Otro aspecto curioso es que dentro de la cueva, a pesar de la escasez de luz crece una especie de plantas que dan vida vegetal.

La Cueva del Guácharo es sin duda un destino infaltable en la larga lista de opciones que ofrece el oriente del país.

Los 5 mayores mitos de alojarse en un Bed & Breakfast

Hostales, Tips de viaje abril 13, 2010

Cuando en una encuesta se les preguntó a cientos de viajeros si alguna vez se alojaron en un Bed & Breakfast (B & B), algunas de las respuestas condujeron al descubrimiento de 5 interesantes mitos que rodean a estos establecimientos.

    Mito # 1: La decoración de los B & B es antigua, por no decir obsoleta

Si bien la decoración de algunas posadas recuerda épocas anteriores, cada vez hay más posadas entrando en la tendencia de una decoración limpia y sofisticada, con mobiliario e instalaciones modernas. Incluso muchas propiedades de estilo antiguo cuentan con habitaciones decoradas de forma individual, para atraer a un público con una amplia variedad de gustos.

Muchas habitaciones son decoradas de forma individual para atraer a un amplio público

    Mito # 2: Tienes que compartir el baño con otros huéspedes

Lo cierto es que, hoy en día, la mayoría de los B & B ofrecen habitaciones con baño privado. Aquellos que no lo hacen, en su mayoría cuentan con políticas de sólo alquilar habitaciones con baños compartidos a familias y grupos de amigos que viajan juntos, para así garantizar la seguridad y la comodidad de los huéspedes.

    Mito # 3: Tienes que desayunar con personas totalmente desconocidas y comer lo que el posadero prepare esa mañana

Muchas posadas ofrecen a sus huéspedes una variedad de opciones para el desayuno, y se enorgullecen de acoger huéspedes con dietas especiales o alergias a ciertos alimentos. Incluso algunos ofrecen un desayuno tipo buffet con variados tipos de alimentos.

    Mito # 4: Hay toque de queda

Los “toques de queda” son uno de los mitos más comunes. Lo cierto es que los clientes generalmente tienen un juego de llaves de la casa principal y de la puerta de su habitación, proporcionándoles así la flexibilidad para entrar y salir cuando les plazca.

    Mito # 5: Los B & B son sólo para parejas, y se prohíbe terminantemente alojarse con niños y mascotas

Hay muchas posadas que ofrecen alojamientos familiares, con varias habitaciones y baños, y algunas posadas ofrecen también habitaciones donde se permiten mascotas. Estas últimas también suelen contar con restaurantes y actividades para mascotas y sus dueños.

Creditos: La foto que ilustra este artículo fue publicada en Flickr por el usuario dana_moos bajo licencia Creative Commons

Museo La Leyenda: Historias de fantasmas en Oriente

Museos, Venezuela, Viajes enero 4, 2008

Son muchas las historias de fantasmas, ánimas y aparecidos que hemos escuchado. José Delfín, tallista del oriente venezolano, ha creado un museo dedicado a la divulgación de estas leyendas y mitos a través de figuras talladas en madera, barro, piedras, taparas y cortezas en Pachaquito una población después de Clarines en la carretera que comunica el estado Anzoátegui con el estado Miranda.

La Sayona de Píritu, el Silbón en Clarines y la Dientona de Guayabal tienen su espacio en una de las 5 áreas de exposición del Museo La Leyenda pero su atractivo principal en nuestra opinión son sus recorridos nocturnos para aquellos con nervios de piedra. Bajo la guía de un grupo teatral recorren las instalaciones solo con la iluminación de velas y lámparas de gas. Seguramente te darán más de un susto.

El recorrido nocturno solo se hace con cita previa desde las 7:00pm a un costo de BsF 20, pero se puede visitar durante el día con recorridos guiados de 9:00am a 4:00pm de martes a domingo (Entrada: BsF 10).

Una visita obligada para el próximo viaje a la zona. Gracias a José Delfín por la invitación.

Museo La Leyenda
Dirección | Carretera Nacional de la Costa, Pueblo Pachaquito, calle Principal, Primera Casa de la entrada principal (caico y tejas rojas), entre Clarines y Puerto Píritu, Municipio Peñalver Estado Anzoátegui – Venezuela
Telf. | 0414-818.30.90 / 0414-995.20.91 / 0281-441.36.20

Web | Museo La Leyenda

blank

Switch to our mobile site